Frustraciones de ser Cruelty-Free

18:12


Hace unas semanas, tuve una conversación con Almu, aka la Ecominimalista, sobre lagunas de información en la lucha contra el testado en animales. Una marca en la que ella había confiado, que lucía el sello “cruelty-free” de PETA, había resultado vender sus productos en China (donde algunos productos deben ser testados en animales por ley). Algo frustrada, me preguntaba que por qué estaba en una lista de productos libres de crueldad animal, si realmente no era el caso.

La verdad es que yo misma me encontré en su misma situación hace unos meses. Y, por experiencia, sé que muchas personas que cada día se interesan más por el tema se dan de bruces a diario con información contradictoria y situaciones confusas. Es por eso que hoy me gustaría compartir lo que he aprendido tras meses de investigación y experimentación. Espero que sea de utilidad a todos aquellos que quieran hacer de este mundo un lugar mejor para los animales.


Estado 1: Confusión.

Una vez estés convencido de que quieres dejar de apoyar el testado en animales, sea de forma directa o indirecta, seguramente habrás empezado a investigar qué puedes hacer tú como individuo y, sobre todo, qué marcas de cosméticos puedes o no puedes comprar. Es aquí cuando te das de bruces con una gran situación de confusión.

¡Y es que cada lista o página web parece decir algo distinto! Cuando empecé a concienciarme sobre el tema, por ejemplo, compré alegremente una sombra de ojos de Astor porque había leído en un par de listas que era una marca cruelty-free. Enorme fue mi desilusión cuando descubrí que no era así. ¿Me habían mentido? No exactamente.

Cada una de las listas que existe en Internet responde a criterios distintos; criterios de los propios creadores (que son, evidentemente, subjetivos). Para algunas personas, una marca o producto es libre de crueldad aunque venda en China, o aunque pertenezca a empresas matrices que sí testan. Para otras, estos son hechos que les excluye del término cruelty-free, aunque ellos mismos no lleven a cabo la experimentación en sí.

Es muy importante tener claro esta realidad, puesto que implica que no hay ninguna lista oficial, segura u objetiva al 100%.

¿Es The Body Shop cruelty-free? ¡La respuesta depende de tus propios criterios!


Estado 2: Desaliento

Esta situación puede parecer un poco desalentadora. ¿Es que acaso no puedo confiar en ninguna lista? ¡Por supuesto! Pero no todas. La mismísima lista de PETA, una de las más famosas y populares, no es completamente fiable, por ejemplo. Resulta que sus requisitos para otorgar el sello cruelty-free no son demasiado estrictos (podéis comprobarlo en su página web) y, en muchas ocasiones, las marcas que aparecen en su lista venden sus productos en China o pertenecen a empresas o trabajan con proveedores que sí testan en animales.

Como en todo, no existe una fórmula de la perfección. Sin embargo, para ti, puede haber algo que se le acerque bastante. Antes de frustrarte y darte por vencido, reflexiona sobre quésignifica el término cruelty-free para ti, qué apoyarías y qué no. Una vez lo tengas claro, solo tienes que mirar qué criterios se han utilizado para crear un directorio o lista de marcas cruelty-free. Así, serás capaz de  encontrar qué marcas y productos se ajustan a tus propias necesidades personales.


Estado 3: Remontada

Una vez sepas qué buscar, qué criterios sigues personalmente, verás que es mucho más fácil encontrar listados y páginas web que sean fiables para ti. Personalmente, me gusta mucho la lista creada por la organización Cruelty Free International, responsable del sello Leaping Bunny, ya que tienen un proceso de otorgación del certificado cruelty-free bastante completo y estricto.

De blogs cruelty-free, también encontrarás muchos. Busca aquellos con los que tengas afinidad en cuestión de requisitos personales (personalmente consulto mucho los de Ethical Elephant y Cruelty Free Kitty). Si no lo pone en el mismo blog, no dudes en preguntar qué criterios se siguen a la hora de reseñar, categorizar productos o crear listas.

¿Sabías que los conejos son de los animales más usados en un laboratorio? Al no poder llorar, sus ojos no expulsan las sustancias irritantes a las que son sometidos..


Estado 4: Cruelty-Free Police

Tras haber pasado por estos pasos, verás que tienes las ideas claras, que sabes de qué productos te puedes fiar, y que tienes tus propias páginas web y directorios favoritos. ¡Enhorabuena! Pero, inevitablemente, te encontrarás con algunos productos cuya información no aparece ni aquí, ni allá, ni en ninguna parte. Es entonces cuando estás listo para dar el siguiente paso, y convertirte en tu propio investigador.

¡Dejen paso al Cruelty-Free Police! No hay nada más fiable que contactar con la propia empresa cuando te encuentras con falta de información o con datos contradictorios. Desde mi propia experiencia, he comprobado que, aunque pueda resultar en un proceso largo (aunque no siempre), merece la pena, tanto por la seguridad como por la transparencia del contacto directo y personal que se establece entre marca y consumidor.

Lo mejor es contactar con una empresa por correo electrónico, ya que así te atenderá una persona encargada de la atención a los consumidores, y no de las redes sociales, por lo que podrá responder tus dudas y preguntas sobre asuntos como el testado en animales.

Estas preguntas deben ser muy específicas y concisas:

  • ¿La compañía testa sus productos en animales en algún momento de la producción de sus productos? Esto incluye los productos finales y cada uno de los ingredientes usados.
  • ¿Alguno de los ingredientes utilizados han sido testados por parte de los proveedores? Aquí es donde normalmente una marca deja de ser cruelty-free. Si su respuesta es no, es importante que sea capaz de demostrarlo con certificados.
  • ¿La compañía encarga a terceras personas el testar sus productos o ingredientes en animales? Esta es una situación que podría darse, especialmente el contratar a otras empresas extranjeras para comprobar la seguridad de ciertos productos mediante el testado en animales.
  • ¿La compañía vende sus productos en países en los que el testado en animales es obligatorio por ley? Hace referencia, mayormente, a China. Algunas marcas cumplen con todos los requisitos menos con este. Es bastante importante, no obstante, ya que una marca comprometida con la lucha contra el testado en animales no debe desentenderse del maltrato animal una vez traspasadas las fronteras internacionales.


También es importante saber si una marca pertenece a una compañía mayor que teste o no en animales. Como ya comenté en otra ocasión, este es un requisito muy personal, pero siempre es importante saber si tu dinero puede ir a parar o no a la financiación de experimentación animal.

A pesar del título de este último paso, no hace falta ser estricto y maleducado a la hora de investigar. La comunicación entre empresa y consumidor/bloggero/investigador/loquesea será mucho más fácil y agradable si eres respetuoso y simpático y si hacer preguntas con mera curiosidad –y no con acusaciones. También considero muy importante el hacerles saber tu opinión y el asegurarles que te gustaría mucho apoyarles como consumidor si en el futuro se comprometen a ser cruelty-free.


Estés en el paso que estés, no te agobies. Lo importante es tener tus propias ideas claras, hablar con las distintas marcas y ser activo en cuanto a compartir tu opinión y conocimiento. ¡A cambiar el mundo, se ha dicho!

You Might Also Like

3 comentarios

  1. Hace poco que estoy en esto de cruelty free, la verdad es que ingenua de mi creía que en el siglo que vivimos ya no se hacían estas cosas... Estoy decepcionada con todo esto, triste y impotente. Ahora tengo que buscar sustituto a todos los productos que me gustan... Por que he descubierto que Garnier no es cruelty free :( Mi marca favorita para casi todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sarie! Ay, comprendo muy bien cómo te sientes. Yo cuando empecé a investigar y descubrí las atrocidades a las que someten todavía hoy a algunos animales en los laboratorios me quedé anonadada. Sin embargo, aunque pueda parecer un problema grande e inalcanzable, la realidad es que los consumidores tenemos mucha voz y poder.
      Pasándote a la cosmética cruelty-free das un voto a aquellas empresas que se comprometen al bienestar animal, al igual que contribuyes a una 'base de datos' que confirmará a las grandes marcas que cada vez más gente reclama productos sin testado en animales. Otra cosa que considero muy importante para cambiar esta situación es ir más allá de la compra y hacerte oír; escríbeles a aquellas marcas que testan en animales, haciéndoles saber que no estás a favor de ese procedimiento, y que con mucho gusto les apoyarías como consumidora si se pasaran al lado cruelty-free. ¡Puedes hacerlo por correo electrónico u ordinario, pero también por sus redes sociales! Es muy sencillo y, por experiencia propia, te aseguro que es más eficaz de lo que puede parecer.
      Y por cierto, yo también me entristecí al descubrir que algunas de mis marcas preferidas no eran cruelty-free... pero eso me dio oportunidad para descubrir otras marcas estupendas que sí lo eran :D Puedes ver una lista de marcas cf en mi página lavidauve.blogspot.com.es/p/cruelty-free_5.html. También puedes echarle un vistazo al blog de elephant-room.org, o mirar la oferta de iHerb. ¡Seguro que encuentras algo que merezca la pena!

      Eliminar
  2. Gracias!! Me parece genial la explicación y las ideas que has dado, porque en el punto en el que estoy yo, teniendo las ideas muy claras, me resulta complicado avanzar en este tema. Sin darnos cuenta hemos entrado en un sistema y una sociedad en la que compramos infinidad de cosas fabricadas sin ningún tipo de ética (tambien en cuanto a los derechos humanos) , y no es fácil escapar de ese sistema. Darse cuenta es un shock porque es impactante saber como funciona este mundo y porque te das cuenta de que tienes que buscar alternativa a todo lo que usas diariamente. Lo triste es que hay mucha gente que lo descubre y le importa mas más la comodidad de seguir usando esos productos que intentar ponerle solución... Por poner un ejemplo, hace poco que descubrí el conejito en los productos de Instituto Español, así que lo compre y empecé a usarlo, además de recomendarselo a todo el mundo, y hoy me he puesto a investigar si realmente cumplen con los requisitos, así de página en página llegue a tu blog. Por un lado ves como evidentemente en la web de la propia empresa dicen que cumplen todos los requisitos que yo busco, pero luego descubriendo la web de Cruelty Free internacional ves que no tienen el certificado, que por lo que he visto es el único que realmente garantiza lo que yo busco. Y entonces pienso, que pinta ese conejito ahí? Por que lo ponen? Que falla en el Instituto Español? No suelo y evito tener que mandar mails "formales", me cuesta, pero como bien dices parece que podría ser la única solución para responder a mis preguntas. Bueno ya me he enrollado bastante xD voy a ver la lista que has puesto que creo que por tus criterios me va a venir genial. Gracias! Y a difundir todo lo que aprendamos!

    ResponderEliminar

¡ESCRÍBEME!

¡ESCRÍBEME!

SÍGUEME POR CORREO

Licencia CC

Licencia CC